El sistema de frenos es uno de los mecanismos de seguridad más importantes de tu vehículo. Pero aunque confías en los frenos a diario para ir con seguridad del punto A al B, probablemente no piensas en lo que realmente ocurre cuando pisas el pedal de freno.

Cuando pisas el pedal del freno, tu coche empuja el líquido de frenos a través de los conductos hasta la pinza de cada rueda, donde se encuentran las balatas. El líquido de frenos empuja las balatas contra el disco de cada rueda para reducir la velocidad, haciendo que las ruedas se detengan gradualmente.

En otras palabras, tu sistema de frenos convierte la energía cinética de tu coche en energía térmica a través de la fricción aplicada por las balatas. En este artículo, analizaremos este componente crítico del sistema de frenos: pastillas de freno cerámicas vs. semi-metálicas, para ayudarte a decidir cuál es el mejor para tu vehículo y tu estilo de conducción.

Balatas Organicas en Taller Mecánico en Cumbres

BALATAS ORGÁNICAS

Las pastillas de los frenos de disco se fabricaban inicialmente con amianto, un material que absorbe el calor y que es adecuado para el desgaste que sufren las balatas. Sin embargo, se descubrió que el amianto era un carcinógeno muy potente, que provocaba cáncer en las personas con una exposición prolongada. Cuando estas pastillas de freno a base de amianto se habían desgastado, liberaban amianto en el aire para que los conductores lo inhalaran sin saberlo. Los fabricantes se dieron cuenta de que el amianto no era un compuesto seguro para los sistemas de frenado. Por ello, se crearon las pastillas de freno orgánicas -o balatas orgánicas sin amianto (NAO)- para llenar ese vacío.

Las pastillas de freno orgánicas, que vienen de serie en aproximadamente el 67% de los vehículos nuevos vendidos en Estados Unidos, están hechas de una mezcla de fibras y materiales como caucho, compuestos de carbono, vidrio o fibra de vidrio y KevlarⓇ, y están unidas con resina. Suelen producir menos polvo que otros tipos de pastillas de freno, como las metálicas, y están disponibles a un precio más bajo.

A diferencia de las pastillas de freno de alto rendimiento, que se utilizan principalmente en vehículos pesados y de alto rendimiento, las pastillas de freno orgánicas generan una cantidad moderada de fricción sin que haya mucho calor, lo que las hace adecuadas para los conductores que utilizan sus coches para la conducción diaria y los desplazamientos. Las balatas orgánicas también tienden a ser silenciosas y no ejercen mucha presión sobre los rotores de los frenos, lo cual es una ventaja, ya que los rotores de los frenos suelen ser costosos de reparar o sustituir si se dañan.

Sin embargo, las balatas orgánicas tienen algunas desventajas en comparación con otros tipos de pastillas de freno. Tienden a desgastarse más rápidamente debido a su naturaleza compuesta, lo que significa que podrían tener que ser reemplazadas más a menudo. También tienden a funcionar mejor dentro de un rango más pequeño de temperaturas. No funcionan tan bien como las pastillas de freno semi-metálicas en condiciones meteorológicas extremas o cuando se les exige demasiado y se sobre calientan. Las pastillas de freno orgánicas también tienen un mayor nivel de compresibilidad, lo que significa que el conductor tiene que pisar el pedal de freno con más fuerza para detener el vehículo.

Balatas Ceramicas en Taller Mecanico en Cumbres

BALATAS DE FRENO CERÁMICAS

 

Las balatas de freno de cerámica están hechas de un material muy similar al tipo de cerámica que se utiliza para hacer tazas y platos. Sin embargo, el material de las balatas de cerámica es más denso y considerablemente más duradero. Las balatas de cerámica tienen finas fibras de cobre incrustadas en su interior, para ayudar a aumentar su fricción y conductividad térmica.

Desde que se desarrollaron a mediados de la década de 1980, las pastillas de freno de cerámica han aumentado su popularidad por una serie de razones:

Nivel de ruido: Las pastillas de freno cerámicas son muy silenciosas, creando poco o ningún sonido adicional cuando se aplican los frenos.

Residuos de desgaste: En comparación con las balatas orgánicas, las balatas cerámicas tienden a producir menos polvo y otras partículas a medida que se desgastan.

Temperatura: En comparación con las balatas orgánicas, las balatas cerámicas pueden ser más fiables en una gama más amplia de temperaturas y condiciones de conducción.

Sin embargo, las pastillas de freno cerámicas tienen algunas limitaciones. Principalmente, su precio: debido a los mayores costos de fabricación, tienden a ser las más caras de todos los tipos de balatas. Además, la cerámica y el cobre no pueden absorber tanto calor como otros tipos de materiales, una mayor parte del calor generado por el frenado pasará a través de las pastillas de freno y al resto del sistema de frenado. Esto puede causar un mayor desgaste en otros componentes de sistema de frenos. Por último, balatas cerámicas no se consideran la mejor opción para condiciones de conducción extremas. Si te enfrentas a un clima muy frío o conduces mucho en carrera y tienes que elegir entre pastillas de freno cerámicas o semi-metálicas, deberás optar por las semi-metálicas.

BALATAS SEMI-METÁLICAS

Las balatas semi-metálicas se diferencian de las balatas metálicas en que utilizan rellenos para crear el compuesto de la pastilla en lugar de utilizar el 100% metal. Las balatas totalmente metálicas suelen reservarse para requisitos de frenado realmente extremos.

Las pastillas de freno semi-metálicas tienen entre un 30% y un 70% de metal, incluyendo cobre, hierro, acero y otras aleaciones compuestas. Estos diversos metales se combinan con lubricante de grafito y otros rellenos. Los compuestos metálicos de las balatas disponibles varían, y cada tipo ofrece sus propias ventajas para todo, desde los desplazamientos diarios hasta las carreras en circuito.

Balatas Semimetalicas en Taller Mecanico en Cumbres

Para muchos conductores, especialmente los que valoran el alto rendimiento, la elección entre pastillas de freno cerámicas y semi-metálicas es fácil. Los conductores orientados al rendimiento tienden a preferir las pastillas de freno metálicas porque ofrecen un mejor rendimiento de frenado en una gama mucho más amplia de temperaturas y condiciones. Dado que el metal es un buen conductor del calor, las pastillas de freno metálicas tienden a soportar más calor, al mismo tiempo, ayudan a que el sistema de frenado se enfríe más rápido. También no se comprimen tanto como los frenos orgánicos, lo que significa que hay que aplicar menos presión al pedal de freno para detener el vehículo.

Sin embargo, hay algunas desventajas cuando se trata de balatas metálicas frente a las cerámicas y orgánicas. Las balatas metálicas tienden a ser más ruidosas que sus homólogas cerámicas u orgánicas, lo que provoca una conducción más ruidosa. También ejercen más presión sobre el sistema de frenos, añadiendo más tensión y desgaste a los discos de los frenos. En cuanto al precio, las pastillas de freno metálicas tienden a situarse entre las orgánicas y las cerámicas. También tienden a producir más polvo de freno que las otras dos variedades.

Balatas Ceramicas y Semi-Metalicas, En Taller Mecánico en Cumbres

BALATAS CERÁMICAS VS. SEMI-METALICAS VS. ORGÁNICAS: ¿CUÁL ES LA MÁS ADECUADA PARA TI?

Entonces, ¿qué balata es la mejor opción para ti entre las balatas cerámicas vs. las semi-metálicas vs. las orgánicas? Depende de las recomendaciones del fabricante de tu vehículo y de la conducción que esperas de tu vehículo combinada con tu estilo de conducción.

Si tienes un coche deportivo de altas prestaciones, o al menos conduces tu vehículo como si lo fuera, probablemente sea mejor que elijas pastillas de freno semi-metálicas. Por otro lado, si realizas muchos desplazamientos urbanos, puede que una pastilla de freno cerámica sólida sea la mejor opción. Si no haces mucho kilometraje con tu vehículo, una pastilla de freno orgánica podría ser la mejor opción, de bajo precio, para tus hábitos de conducción.

Independientemente del tipo que elija, haga que sus frenos sean inspeccionados y sus pastillas de freno reemplazadas regularmente. Sabrás que tus balatas necesitan ser reemplazadas cuando escuches el chirrido de la “lengüeta” metálica en la base de la pastilla al entrar en contacto con el rotor. Las lengüetas están incorporadas en todos los tipos de pastillas de freno como indicador de desgaste; si lo oyes, no esperes demasiado para traer tu auto a Underhood. En ese momento, decidir entre pastillas de freno cerámicas, metálicas o pastillas orgánicas depende de ti.

Por otro lado, las temperaturas altas, hacen que los componentes de los aceites se descompongan y evaporen, perdiendo su función. Los lubricantes sintéticos están diseñados molecular-mente para fluir de forma homogénea sin perder propiedades, aún en climas extremos

El aceite juega un papel indispensable en el desempeño y la vida de tu motor, y los lubricantes sintéticos, son amigables con cualquier tipo de motor y están diseñados para superar las demandas de cualquier vehículo.

¡Consulta el precio del servicio de cambio de balatas para tu auto!

Solicitar Cotización
Mecánicos altamente calificados.

Artículos de Interés

  • Una de las principales diferencias entre estos dos tipos de aceites radica en la forma en que se obtienen.

    Ver Más
  • Los fabricantes de automóviles siempre recomiendan un octanaje para cada uno de los vehículos. Este mayormente basado en el nivel de compresión del motor.

    Ver Más
  • Analizaremos este componente crítico del sistema de frenos, balatas cerámicas vs. semi-metálicas, para ayudarte a decidir cuál es el mejor ...

    Ver Más
  • Una de las principales diferencias entre estos dos tipos de aceites radica en la forma en que se obtienen.

    Ver Más
  • Los fabricantes de automóviles siempre recomiendan un octanaje para cada uno de los vehículos. Este mayormente basado en el nivel de compresión del motor.

    Ver Más
  • Analizaremos este componente crítico del sistema de frenos, balatas cerámicas vs. semi-metálicas, para ayudarte a decidir cuál es el mejor ...

    Ver Más
Leave A Comment